Los correos de Piñera: 23 de febrero expira plazo para transparentar caso Bancard

El holding de negocios del ex Mandatario se niega a entregar correos electrónicos entre su hijo y el gerente general de Bancard, Nicolás Noguera, en conexión con la inversión en Exalmar a fines de 2010.

241

Hace ya dos meses que la Brigada de Delitos Funcionarios (Bridef) requirió a Bancard la entrega de correos electrónicos intercambiados entre el gerente general de la firma, Nicolás Noguera, y el hijo homónimo del ex Presidente, Sebastián Piñera Morel.

Esto, con el fin de determinar si el ex Mandatario tuvo intervención en la compra de acciones de la pesquera peruana Exalmar mientras el Gobierno se enfrentaba a la disputa por límites marítimos con el país andino.

La Fiscalía no solo requirió documentación acotada a las fechas donde se concretó el negocio –entre noviembre de 2010 y febrero de 2011– sino que también amplió la solicitud de 2009 a 2014.

Pese a que el abogado de Bancard, Juan Domingo Acosta, dice que se entregaron “todos los antecedentes pertinentes” a la Fiscalía, fuentes afirman que entre estos antecedentes no hay correos electrónicos.

Acosta ha insistido en su versión, pero no confirma ni desmiente que entre esos “antecedentes pertinentes” estén los correos electrónicos referidos. Señala literalmente el abogado Acosta: “Como se informó en su oportunidad, entregamos a la Fiscalía todos los antecedentes pertinentes a esta investigación. Posteriormente hemos seguido prestando la colaboración necesaria para el pronto término de la causa. Lo anterior lo hemos hecho directamente al Ministerio Público, como corresponde a un trabajo profesional serio. Respecto de otros trascendidos, no nos hacemos cargo de rumores de prensa en los que no existe una fuente responsable e identificable que, con la misma seriedad, pueda afirmar algo distinto”.

Fuentes cercanas al caso advierten que la mayor preocupación del ex Mandatario no está en lo que puedan revelar los correos de la operación con la pesquera.

En realidad, la inquietud está en lo que pudiera descubrirse en las comunicaciones hacia atrás, en particular, en los meses previos a que asumiera la Presidencia y en los primeros días de su administración.

El próximo 23 de febrero vence el plazo de reserva de la investigación que lleva adelante la Fiscalía Oriente y que quedó en dicha situación luego que en diciembre pasado la defensa de Bancard se negara a entregar voluntariamente los correos de 2009 a 2014, como requiriera el Ministerio Público.

Frente a esta negación, la Fiscalía dio un paso más antes de pedirle al juez de Garantía que autorice la orden de incautación obligatoria o por la fuerza de los correos: la testificación del entorno familiar inmediato de Piñera, su mujer, Cecilia Morel, y a sus hijos Magdalena y Sebastián.

 

 

 

 

Fuente: El Mostrador

Comentarios

comentarios